Bonificaciones obligatorias del IBI

Bonificaciones obligatorias del IBI

14 enero, 2014
|
0 Comentarios
|

Las bonificaciones del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) se clasifican en dos tipos: obligatorias y potestativas. Las primeras, como bien indica su nombre, son aplicables obligatoriamente por todos los Ayuntamientos, mientras que las potestativas, son aquellas en la que cada Ayuntamiento mediante ordenanza fiscal fijará los aspectos sustantivos y formales de aplicación, todo ello dentro de los límites marcados por la Ley de Haciendas Locales.

El artículo 73 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, establece como obligatorias las siguientes bonificaciones:

  1. Tendrán derecho a una bonificación de entre el 50% y el 90% los inmuebles que constituyan el objeto de la actividad de las empresas de urbanización, construcción y promoción inmobiliaria tanto de obra nueva como de rehabilitación equiparable a ésta, y no figuren entre los bienes de su inmovilizado.
  2. Tendrán derecho a una bonificación del 50%, durante los tres períodos impositivos siguientes al del otorgamiento de la calificación definitiva, las viviendas de protección oficial (VPO). Así mismo, y con caracter potesttivo los ayuntamientos podrán establecer una bonificación de hasta el 50%, aplicable a los citados inmuebles una vez transcurrido los tres perídos impositivos anteriores. La ordenanza fiscal determinará la duración y la cuantía anual de esta bonificación.
  3. Tendrán derecho a una bonificación del 95% los bienes rústicos de las cooperativas agrarias y de explotación comunitaria de la tierra, en los términos establecidos en la Ley 20/1990, de 19 de diciembre, sobre Régimen Fiscal de las Cooperativas.

 

Como podemos observar, la Ley establece unos márgenes para estas bonificaciones obligatorias y serán las ordenanzas fiscales de cada ayuntamiento, las encargadas de especificar los aspectos sustantivos y formales de cada una de ellas, así como las condiciones de compatibilidad con otros beneficios fiscales.

En nuestro siguiente post veremos las bonificaciones potestativas del IBI.