Corte del suministro de agua por impago

Corte del suministro de agua por impago

31 diciembre, 2013
|
5 Comentarios
|

Hoy queremos analizar una cuestión, que en estos tiempos, cada vez está siendo más habitual. El impago del recibo del suministro de agua de uso doméstico plantea a los Ayuntamientos dos posibilidades: la primera, acudir a la vía de apremio (dado que estamos ante un tributo y servicio obligatorio municipal) o puede proceder al corte del servicio.

El suministro de agua podrá interrumpirse cuando el cliente no pague las facturas; cuando se niegue a firmar un contrato aún teniendo suministro; no pague las cantidades que se le pidan en caso de fraude en un plazo de 15 días hábiles; utilice el agua para usos diferentes para los que se contrató o haga derivaciones.

El Tribunal Supremo en Sentencia de 3 de octubre de 2003,  se pronuncia a favor de la opción de proceder al corte del servicio,  pues frente a la primera posición descrita en el fundamento de derecho tercero:

Los argumentos básicamente aducidos para intentar sostener las infracciones anteriores son que el corte del suministro por impago resulta contrario al principio de proporcionalidad; que la garantía del suministro de agua es el interés público que prioritariamente se debe proteger; que no hay una ley que permita esa facultad de corte del suministro y la delegue en los Ayuntamientos; y que los artículos 1  y 26.1.a) de la LBRL  y 55 del TRRL  no pueden vulnerar los principios constitucionales cuya vulneración se denuncia en este motivo, y el Reglamento municipal (que autoriza ese corte del suministro) también debe adaptarse a esos principios.

Se aduce en el fundamento de derecho cuarto la posiblidad de cortar el suministro siempre que esta posibilidad aparezca regulada en el Reglamento del Servicio:

La vulneración del principio de proporcionalidad no puede ser acogida porque se funda en hechos (la prestación de avales) que, al no figurar en la sentencia recurrida, no pueden ser apreciados en esta fase casacional, máxime cuando la parte demandada ha aducido que al producirse el aviso de corte las facturas estaban impagadas y sus importes no estaban avalados. Y debe añadirse que la previsión reglamentaria de esa medida del corte de suministro por impago en principio resulta razonable, al ir dirigida a mantener la regularidad de la fuente de financiación que permite el normal funcionamiento del suministro.

El interés público representado por las necesidades que requieren el agua como un bien imprescindible resulta atendido por el establecimiento y el mantenimiento del servicio que realiza el suministro. Por lo cual, el establecimiento de medidas dirigidas, como se ha dicho, a asegurar el regular funcionamiento de ese servicio no pueden ser consideradas contrarias a ese interés general.

Sentencia: STS 5969/2003