La prescripción tributaria y el cómputo de plazos

La prescripción tributaria y el cómputo de plazos

20 diciembre, 2012
|
69 Comentarios
|

La Ley 58/2003, General Tributaria, en sus los artículos 66 a 70, regula el instituto jurídico de la prescripción tributaria, la cual establece que prescribirán a los cuatros años los siguientes derechos:

  1. El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria.
  2. El derecho de la Administración para exigir el pago de las deudas tributarias.
  3. El derecho a solicitar devoluciones.
  4. El derecho a obtener las devoluciones.



Veamos a continuación las reglas para computar los plazos. El plazo de prescripción comenzará a contarse según el caso al que se refiera:

  • Para determinar la deuda tributaria: desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo reglamentario para presentar la correspondiente declaración o autoliquidación.
  • Para exigir el pago de deuda: desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo de pago en período voluntario.
  • Para solicitar devoluciones: desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo para solicitar la correspondiente devolución o, en su defecto, desde el día siguiente a aquel en que dicha devolución pudo solicitarse; desde el día siguiente a aquel en que se realizó el ingreso indebido o desde el día siguiente a la finalización del plazo para presentar la autoliquidación si el ingreso indebido se realizó dentro de dicho plazo; o desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la sentencia o resolución administrativa que declare total o parcialmente improcedente el acto impugnado.
  • Para obtener devoluciones: desde el día siguiente a aquel en que finalicen los plazos establecidos para efectuar las devoluciones o desde el día siguiente a la fecha de notificación del acuerdo donde se reconozca el derecho a percibir la devolución o el reembolso del coste de las garantías.