La gestión compartida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles

La gestión compartida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles

¿Quién gestiona el IBI? ¿Cómo se gestiona?  ¿Qué competencias tiene la Administración Estatal? En este artículo trataré de explicar brevemente la gestión del conocido Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que tenemos que pagar cada año al Ayuntamiento.

Cuando hablamos de la gestión del IBI hay que destacar que nos encontramos ante una gestión compartida, las actuaciones de gestión censal del impuesto corresponde al Estado, concretamente al Ministerio de Hacienda a través de la Dirección General del Catastro, y por otra parte, la gestión y recaudación corresponde a los Ayuntamientos.

Es el artículo 77 de la Ley de las Haciendas Locales, quien establece cuales son las competencias de los Ayuntamientos en la gestión del impuesto, diciendo textualmente que  «la liquidación y recaudación, así como la revisión de los actos dictados en vía de gestión tributaria de este impuesto, serán competencia exclusiva de los ayuntamientos«.

Esta atribución competencial habilita a las corporaciones locales a:

  • Reconocer y denegar exenciones y bonificaciones.
  • Realizar liquidaciones conducentes a la determinación de la deuda tributaria,
  • Emisión de los documentos de cobro.
  • Resolución de los expedientes de devolución de ingresos indebidos.
  • Resolución de los recursos que se interpongan contra dichos actos y actuaciones.

En cuanto a la gestión del IBI y su procedimiento, el impuesto se gestiona a partir de la información contenida en el padrón catastral y en los demás documentos expresivos de sus variaciones elaborados al efecto por la Dirección General del Catastro, sin perjuicio de la competencia municipal para la calificación de inmuebles de uso residencial desocupados. Dicho padrón, que se formará anualmente para cada término municipal, contendrá la información relativa a los bienes inmuebles, separadamente para los de cada clase (urbanos, rústicos y de características especiales) y será remitido a las entidades gestoras del impuesto antes del 1 de marzo de cada año.

Los datos contenidos en el padrón catastral y en los demás documentos citados en el apartado anterior deberán figurar en las listas cobratorias, documentos de ingreso y justificantes de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Los ayuntamientos podrán agrupar en un único documento de cobro todas las cuotas de este impuesto relativas a un mismo sujeto pasivo cuando se trate de bienes rústicos sitos en un mismo municipio.

 

En los supuestos en los que resulte acreditada, con posterioridad a la emisión de los documentos a que se refiere el apartado anterior, la no coincidencia del sujeto pasivo con el titular catastral, las rectificaciones que respecto a aquél pueda acordar el órgano gestor a efectos de liquidación del impuesto devengado por el correspondiente ejercicio, deberán ser inmediatamente comunicadas a la Dirección General del Catastro. Esta liquidación tendrá carácter provisional cuando no exista convenio de delegación de funciones entre el Catastro y el ayuntamiento o entidad local correspondiente.

En este caso, a la vista de la información remitida, la Dirección General del Catastro confirmará o modificará el titular catastral mediante acuerdo que comunicará al ayuntamiento o entidad local para que se practique, en su caso, liquidación definitiva.

Las competencias que con relación al Impuesto sobre Bienes Inmuebles se atribuyen a los ayuntamientos se ejercerán directamente por aquellos o a través de los convenios u otras fórmulas de colaboración que se celebren con cualquiera de las Administraciones públicas en los términos previstos en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, con aplicación de forma supletoria de lo dispuesto en el título I de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Sin perjuicio de lo anterior, las entidades locales reconocidas por las leyes y las comunidades autónomas uniprovinciales en las que se integren los respectivos ayuntamientos asumirán el ejercicio de las referidas competencias cuando así lo solicite el ayuntamiento interesado, en la forma y plazos que reglamentariamente se establezcan.

Esperamos vuestros comentarios.



4 Comments

  1. Me parece increíble que una web que se promociona afirmando dar orientaciones a los contribuyentes sobre la materia de los tributos locales, al tratar de un tema tan importante y de tanta vigencia para los ciudadanos como es la gestión del IBI, se limiten a copiar los artículos de la Ley. Porque, efectivamente, el texto precedente no son más que preceptos legales. En fin.

  2. Tengo una plaza de garaje en un local comunitario que está determinado por una sola y única Referencia Catastral correspondiente a todo el local de la comunidad destinado a plazas de garajes. Mi plaza de garaje está definida por mi participación del 0,33 % del local comunitario y el número de plaza. El Ayuntamiento emite único un recibo del IBI a la Comunidad con la Referencia Catastral general de la comunidad y el Administrador emite una Factura a cada uno de los propietarios por el importe del porcentaje de su participación.
    Mi pregunta es, ¿ cómo hay que declarar el garaje en la declaración del IRPF ?, ya que si se hace la declaración indicando la participación que tiene cada uno en el total de la Referencia Catastral general del local, (como parece lo más lógico), se estaría abonando dos veces el IBI , uno en la Factura recibida por la declaración del Administrador y otra en la Renta imputada en mi declaración del IRPF.
    En este caso ¿es necesario incluir la declaración de la plaza de garaje, en mi declaración del IRPF?

  3. Buenas noches:

    Si ese garaje está en tu residencia habitual entra dentro de la vivienda y no es parte de ninguna segunda vivienda.Puesto que el servicio del garaje va a ti directamente, no tienes que declarar, salvo error, nada en la renta. Pues lo normal es que las personas tengan coche y puedan tener garaje, allí donde viven.Aunque del significado literal, pudiera ser considerado. Pero ten en cuenta que es para tu coche y los rendimientos que te da el coche no se gravan. Gravarían al coche.

    Al hacer la declaración de la Renta no haces declaración del coche.

    Otra cosa es si lo alquilas. Lo mismo que si alquilas el coche.

    Saludos.

Responder a Jesús Mª C G Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No más spam ¿eres humano? resuelve la operación *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.